Beltane

En la península ibérica se conoce esta fiesta aún, sobretodo en Castilla, por los pingados de  mayo o los mayos.

Este nombre hace referencia al tronco  del árbol que se colocaba y coloca en medio de las aldeas y desde el cual los jóvenes y todos los aldeanos en general se reunían para cantar, hacer rondas,  y sobretodo con cintas de colores y en círculo ir girando hasta que el palo queda totalmente decorado y envuelto en una gran cinta de colores.(ver imagen)

MaypoleEs por supuesto un símbolo fálico  para alabar a la sexualidad y la creatividad. un símbolo de vida, de renacimiento, de calor.

También hoy en día se conserva la imagen de la mayadama, como en cantábria que es una mujer vestida de blanco, adornada con flores y hierbas que es paseada antes de empezar las fiestas por toda la aldea como símbolo de la fertilidad y a la que se le rinde culto y homenaje durante todas las fiestas.

Fiesta que conserva su máximo auge en Castilla león y la mancha y en Cantabria

Se celebra sobre la cuarta luna llena el año.

Los ganaderos preparan al ganado para llevarlos hacia las montañas. Acompañados de algunos druidas hacen un largo camino hacia lo más alto de los montes donde estarán una temporada y los animales pueden libremente pastar, fortalecerse y yacer. Al llegar allí encienden hogueras para purificar el lugar de malos espíritus y hacer rituales de fertilidad.

Los caminos están abiertos al fin y la nieve ya no es un impedimento, tampoco el frío.

El dios ha despertado y desea a la diosa, desea la sexualidad y la fertilidad. Todo brota, todo florece.Es por tanto, un momento de máximo florecimiento, de belleza, colores, despertar.

beltane-fire-festival-edinburgh-scotland

La locura y el frenesí está en todas partes. Desde las aldeas hacian grandes juegos amorosos, los enamorados se iban toda la noche a los bosques donde el sexo brotaba libremente, las drogas naturales hacian su hacer también.Se rozaban con los arboles, la naturaleza, entre todos. Era la noche de la libertad sexual. Se pintaban con tonos blancos y se dejaban llevar

Belleza, bailes, cánticos y mucha hidromiel en las noches que se celebraba la vida y la libertad de movimiento.